Manuel, director del documental de Isabel Preysler, sale en su defensa frente a las críticas

Ficha técnica


Fecha 04/12/2023
Parte 1
Duración 00:05:43
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Manuel, director del documental de Isabel Preysler, sale en su defensa frente a las críticas de Carmen Lomana: "Nada de vulgar" "Qué va, nada, de prepotencia nada. Es súper servicial, súper educada, súper todo bien, es una mujer muy educada y que te acoge. Muy generosa, también". Así responde al preguntarle si estaría dispuesto a dirigir el reencuentro entre ambas: "Madre mía, me estás poniendo en un compromiso. El año que viene". Asegura que todo personaje merece un documental: "Hay sitio para todo el mundo, para hacerle un documental a todo el mundo". Desvela cuál es la mayor exigencia de Isabel Preysler: "ella es muy meticulosa, y es muy meticulosa tanto con su orden, su casa, su tal, también con su imagen, es normal, ella vive de eso. Entonces eso es lo que ella más controla, no es un pero, es simplemente que es su forma de presentarse al mundo y es su forma de vivir. Hay que adaptarse un poco a eso porque ella te exige que seas ella tiene mucha exigencia consigo mismo y te la transmite y tú tienes que responder". Comenta cómo quiso presentarle en el documental: "Todos tenemos inseguridades, de hecho, el documental empieza con ella desayunando diciendo que ella no se expresa bien frente a las cámaras y yo lo que había visto era todo lo contrario. Yo quería que empezara así porque quería que el espectador, desde el primer momento, simpatizara con ese icono que ella es para la sociedad". Confirma que la casa de Isabel Preysler tiene tantos baños como se dice: "Sí, quizá no los haya visto todos pero tiene, la casa es gigante, tiene que tenerla muy bien condicionada. Pero otra cosa buena de la casa, que pudimos hacerlo todo allí sin que tampoco fuera claustrofóbico porque tiene muchos espacios, pudimos jugar la casa muy bien para contar cada cosa en su sitio". Total Manuel: - Bueno, Manu, enhorabuena. - Muchas gracias. - ¿Contento, feliz con el resultado? Director de este docureality de Isabel Preysler. - Sí, muy contento, muy contento de que ya vea la luz. Y muy contento del resultado, sí. Creo que Isabel se le ve muy humana, se le ve muy natural, que era un poco el objetivo, desmitificar un poco. - Ese perfil que tenemos de ella. - Ese icono que es Isabel Preysler social. Tampoco había hecho ella nada así, con lo cual era un reto de grabar a la hora de mostrarle al mundo, pero muy contenta porque creo acerca su persona a la gente y de una manera muy humana y yo creo que ha quedado muy bien. - Tú, como director, ¿tenías una imagen previa de Isabel Preysler antes de hacer este proyecto? ¿Te ha cambiado? - A ver, yo antes de hacer este proyecto, la imagen era la imagen que tenías tú: una mujer inaccesible, que solo hacía fotos o sesiones de fotos, salía en revistas, pero nunca nadie había accedido a ella de una manera tan íntima. Para mí, era un reto. Lo que pasa que desde el momento en que entré a su mundo, ella me hizo parte de ese mundo y de una manera muy cercana. Para mí fue muy fácil porque ella me lo hizo fácil. Al final, yo quería transmitir lo que yo veía de ella, quería que el resto del mundo lo viera. al final, yo creo que hemos tenido una relación muy buena en particular. De repente con otra gente no tienes esa energía pero con ella fluyó desde el principio. Entonces, yo le decía cosas, ella me decía no, y lo decía sí. Entrábamos en un debate pero desde una confianza y desde un cariño. Lo más importante era que yo estaba desgranando ese icono que yo tenía en la cabeza, lo estaba viendo con huesos, con sus vulnerabilidades, exactamente, con Pomelo. Pero yo quería que el resto viera que ella es una persona como tú o como yo. Y es una persona humana, con sus inseguridades y demás. - ¿Es insegura? - A ver. - Dices 'sus inseguridades'. - Todos tenemos inseguridades, de hecho, el documental empieza con ella desayunando diciendo que ella no se expresa bien frente a las cámaras y yo lo que había visto era todo lo contrario. Yo quería que empezara así porque quería que el espectador, desde el primer momento, simpatizara con ese icono que ella es para la sociedad. A partir de ahí, el trabajo estaba hecho porque ella siempre se mostraba muy natura, muy real, muy de carne y hueso. Yo creo que lo más importante fue romper esa barrera. Una vez esa barrera se rompió, todo fluyó. - ¿Impone la casa? También inaccesible. - La primera vez, claro. Entras, pasillo gigante en el exterior, luego ves la casa, los trabajadores, que son majísimos todos. - ¿Tiene tantos cuartos de baño como dice la gente? - Sí, quizá no los haya visto todos pero tiene, la casa es gigante, tiene que tenerla muy bien condicionada. Pero otra cosa buena de la casa, que pudimos hacerlo todo allí sin que tampoco fuera claustrofóbico porque tiene muchos espacios, pudimos jugar la casa muy bien para contar cada cosa en su sitio. - ¿Qué es lo mejor que tiene la reina de corazones? - Su cercanía. - ¿Y el pequeño pero? Si hay, un poquillo. - Bueno, un pero. Ella yo creo que su imagen está construida en base a ella es muy meticulosa, y es muy meticulosa tanto con su orden, su casa, su tal, también con su imagen, es normal, ella vive de eso. Entonces eso es lo que ella más controla, no es un pero, es simplemente que es su forma de presentarse al mundo y es su forma de vivir. Hay que adaptarse un poco a eso porque ella te exige que seas ella tiene mucha exigencia consigo mismo y te la transmite y tú tienes que responder. - Ahora, después de este documental, no te quito más tiempo, Carmen Lomana. Ha saltado diciendo que es un poco vulgar, cutre. ¿Tú le harías un documental a Carmen Lomana? - Yo creo que todo el mundo tiene un documental porque todo el mundo tiene miedos, inseguridades, sus cosas buenas, sus cosas malas, y detrás de un icono que alguien pueda ver bueno o malo, hay un ser humano como cualquiera de nosotros y todo el mundo tiene algo que contar. De hecho, estas personalidades tan inaccesibles, cuanto más las conoces, más las desmitificas y más empatizas con ellas. - Isabel no tiene nada de vulgar. - Nada de vulgar. - Prepotente. - Qué va, nada, de prepotencia nada. Es súper servicial, súper educada, súper todo bien, es una mujer muy educada y que te acoge. Muy generosa, también. - Por lo que como director, hay sitio también para Carmen Lomana en un documental, para que se quede tranquila. - Hay sitio para todo el mundo, para hacerle un documental a todo el mundo. - Podías hacer el próximo, el reencuentro de ellas dos, que firmen la paz por navidad, con turrones y polvorones. - Madre mía, me estás poniendo en un compromiso. El año que viene. - Gracias y enhorabuena por el trabajo, de verdad. gracias. - Gracias.

Relacionados


Haga click para ver la vista previa del vídeo.
00:24
José Ortega Cano visita a Gloria Camila
Sonido Totales y Ambiente 29/02/2024