La sorprendente confesión de Isabel Preysler sobre Iñigo Onieva: "le gusta comer mucho"

Ficha técnica


Fecha 04/12/2023
Parte 1
Duración 00:14:42
Sonido Totales
Edición Editado
Localización Madrid
Firma Europa Press

Isabel Preysler, emocionada al hablar de Miguel Boyer y su relación con Tamara Falcó: "Carlos ha sido un padre excelente, de verdad, pero Miguel fue un pilar muy importante en la vida de Tamara y él le firmaba y le ponía 'tu casi padre', siempre. Y Tamara adoraba a Miguel" "mis hijos le admiraban, además, mucho. Piensa que él llega a casa cuando Tamara todavía era muy pequeña". Todos sus hijos tuvieron un vínculo especial con él: "muy querido, muy querido". Recuerda cómo les costaba entender su profesión: "cuando nos íbamos de vacaciones, mis hijos me decían: pero mami, dime una cosa. ¿Está trabajando o qué está haciendo? Porque se ponía a hacer su física, sus cosas y entonces claro, yo decía 'no, se está divirtiendo' pero claro, mis hijos no les entraba en la cabeza cómo se puede estar divirtiendo haciendo fórmulas y esto. No les entraba en la cabeza pero bueno, eso era Miguel". Recuerda cómo disfrutaba las navidades con él: "él disfrutaba mucho la navidad y lo pasaba estupendamente con los niños. Y siempre preparaba también regalos y preparaba unos sobres. Les ponía un sobre a cada uno en los calcetines y les ponía algo de dinero". Defiende que no era tan serio como parecía: "Miguel no era nada serio, en casa por lo menos no. Pero claro, yo comprendo que en el trabajo él daba esa impresión. Pero todo el mundo que le conocía me decía lo mismo que tú: si Miguel no es nada serio. No, no, y tenía mucho sentido del humor y era muy cariñoso, muy tierno". Ana Boyer recuerda con cariño sus navidades y seguirán reuniéndose en las fiestas pero con algún cambio: "sí. Tienen muy buenos recuerdos. Ana cuando me ve me dice siempre 'tengo tan buenos recuerdos de navidad'" "también, también. Pero ya cambian las cosas, porque Tamara ya se ha casado, entonces el año que viene también le tocará a Íñigo con su familia, ya hay que dividir". Isabel Preysler habla encantada de sus nietos, la alegría de su vida y cómo le llaman: "menos mis nietos. Eso es sagrado. Son los únicos que tienen carta blanca para hacer lo que les dé la gana y es verdad, entran a mi cuarto, me despiertan, entran en el desayuno, me traen sus juguetes, eso sí que me alegra el día" "Lala". Al año nuevo le pide seguir estando ilusionada con la vida y disfrutar de su familia: "para mí que siga teniendo ilusión, que la tengo, que siga teniendo paz, que la tengo. De momento me gustaría seguir teniendo mucha paz para el año que viene y poder disfrutar con las amigas. Lo importante que disfruto de la vida, que son mi familia, mis hijos, mis nietos, que es lo que más disfruto, de verdad, son mis nietos y lo que más me divierte". Confiesa cómo Tamara Falcó prefiere no hablar de su desayuno porque lo encuentra poco común: "sí, dice que mucha gente le pregunta '¿qué desayuna tu madre?' y dice 'mami, nunca lo puedo explicar porque es tan raro tu desayuno, que es imposible que explique'". Rueda de prensa de la presentación del documental de Isabel Preysler: - Carlos Latre: Quiero dar las gracias a Disney, gracias a Isabel, a Susanna, mi querida Susanna por escogerme para ser el conductor de este momento tan especial. Porque ya lo habéis visto, habéis visto un pequeño aperitivo de lo que vamos a ver en pequeños clips durante esta tarde, pero estamos viviendo algo muy único, muy diferente, muy especial. Es la primera vez que podemos entrar en casa de Isabel y mostrar esos momentos tan íntimos, tan bonitos, tan familiares, tan cercanos, tan navideños, al fin y al cabo. Isabel, ahora nos lo contará, pero es una mujer que le encanta la Navidad, que le encanta estar rodeada de los suyos, de sus seres más queridos, de sus seres más cercanos. Y, por primera vez, vamos a ser testigos esenciales y testigos privilegiados de esos momentos tan bonitos. Bueno, para mí es un lujo y quiero, en primer lugar, deciros algo importante. Manu, bienvenido. Siéntate, por favor. Vamos a tomar asiento porque es el momento de recibir a la protagonista, a nuestra querida, admirada y ya muy navideña, Isabel Preysler. Querida Isabel, bienvenida, bienvenida, toma asiento. ¿Cómo estás? - Isabel: muy bien, gracias. - C: nosotros encantados y yo encantado. Estaba dando las gracias previamente, te doy las gracias aquí directamente por haberme escogido para estar aquí contigo y con Manuel, explicando y mostrando este 'Mi Navidad. Lo primero que quiero preguntarte, Isabel, es ¿cómo te llega la noticia, el ofrecimiento y te dicen 'queremos hacer este especial de navidad'? ¿Cómo te lo tomas y qué piensas en aquel momento? - I: bueno, hace casi un año, sí, me llamó Susana y me dijo que tenían la idea esta de que yo hiciese un especial de navidad. En el principio me chocó un poco, me sorprendió, pero pensándolo mejor dije '¿por qué no?'. Me dijo que el grupo iba a ser un grupo donde yo me iba a sentir muy cómoda, no me lo iban a hacer muy fácil y donde me iba a sentir bien. Entonces, pensé: pues sí, pues lo hago. - C: y además, ahora nos lo vas a contar tú, Manuel, pero ha sido muy especial. Yo que he tenido la suerte de poder ver el especial, me consta que te sentiste muy cómoda, que nos mostraste mucho partes íntimas, partes muy personales, muy emocionales también y es algo. - I: eso ya fue Manu, yo no sabía que Manu se iba a meter por todos lados. - C: el culpable de todo, que te fue estirando. - I: de verdad, se metió por todos lados. Yo me sorpendí cuando lo vi, no sabía que se había metido por toda mi casa. - C: ahora lo veréis, es verdad. algo u es una primicia, esto sí que realmente es una exclusiva. Manu, ¿cómo fue ese momento, esa idea de plasmar la navidad de Isabel? ¿Cómo llega este momento y como lo encarasteis desde Disney? - M: pues desde Freemantle ya habíamos trabajado con Isabel en Mask Singer, tuvimos la suerte de haberla tenido con nosotros, y ahí establecimos un poco el vínculo profesional con Isabel, con Susana Uribarri también. Y a raíz de eso, pensamos que una mujer tan icónica de nuestra sociedad, pues teníamos que hacer algo con ella, nos parecía interesante. Empezamos a buscar la manera de hacerlo, a ver en qué formato, estuvimos dándole vueltas y finalmente, con los compañeros de Cero Coma, que es el área de documentales de Freemantle, pues ya con la entrada de Disney +, decidimos hacer esta propuesta de Isabel Preysler 'Mi navidad' y yo croe que fue un acierto. La verdad es que fue un reto desde el primer momento. Isabel Preysler, es como que impresiona. - I: qué tontería. - C: y luego es verdad. Tuvimos la oportunidad de estar el otro día haciendo la previa de esta charla que íbamos a tener aquí y es verdad que yo no había tenido la oportunidad de estar tanto rato contigo y llegas diciendo 'a ver qué pasará'. Te tengo que decir, Isabel, que eres una persona absolutamente cercana, amable, simpática, muy simpática, que es algo que me encanta, y nos haces sentir. - I: simpático tú. - C: yo soy un loquito, pero nos hiciste sentir muy bien y eso es fantástico. ¿Queréis ver un poquito de lo que vamos a ver en 'Mi navidad'? Os tengo que pedir, eso sí, porque en esto me han hecho mucho hincapié, que para que sea una sorpresa total para todo el mundo, os pido que no grabéis en este momento porque vamos a ver unas piezas de dentro del especial así que os pido con todo el cariño que no grabéis y vamos a disfrutar de este primer clip que nos dará mucho que hablar, Isabel, ya verás. Vamos a ver a Isabel Preysler en 'Mi navidad'. - I: estoy toda maquillada. - C: no te lo he dicho ni yo eh, pero además, es algo. - I: esa culpa la tiene Manu. - C: cuéntanos, efectivamente, estás maquillada. - I: es que me he maquillado antes porque sabía que iba a hacer. Normalmente, yo desayuno sin maquillarme claro y después de desayunar, me arreglo y todo esto. Esta vez, lo hice al revés. - M: estas son las licencias de la ficción. - C: y además, bendita licencia. - M: claro, para que salga estupenda. - C: hay una cosa que me encanta que es lo que comenta Tamara de tu desayuno porque tu hija Tamra siempre dice que, ahora nos lo explicas tú, pero dice que es un desayuno un poco extraño. - I: sí, dice que mucha gente le pregunta '¿qué desayuna tu madre?' y dice 'mami, nunca lo puedo explicar porque es tan raro tu desayuno, que es imposible que explique'. - C: mucha vitamina veo allí, efectivamente. Pomelo, semillas. - I: mucha vitamina c, sí, pero si voy a tener un día largo o tengo que salir a hacer muchas cosas y todo, entonces tomo tostadas y todo, hago más. - C: yo creo que es la primera vez que vemos. - I: pero, normalmente, eso es lo que desayuno. - C: fantástico. Es la primera vez que te vemos así, es la primera vez que vemos a Isabel desayunar así, ¿Verdad? Que es fantástico. Y el tema paz, tema tranquilidad, he visto que no te dejan demasiado tranquila. - I: si, no, es que cuando me despierto, me levanto, no me gusta que me empiecen a acribillar con cosas. Entonces, me gusta, hasta que termine de desayunar, y empezar el día poco a poco. - Menos los peques. - I: tengo la tensión muy baja, y entonces, me gusta empezar. - C: poco a poco. Te decía menos tus nietos. - I: menos mis nietos. Eso es sagrado. Son los únicos que tienen carta blanca para hacer lo que les dé la gana y es verdad, entran a mi cuarto, me despiertan, entran en el desayuno, me traen sus juguetes, eso sí que me alegra el día. - C: Lala, te llaman Lala. - I: Lala. - C: es muy bonito. - I: hago lo que me apetezca ese día. Si me apetece leer, leo. Muchas veces veo la serie que estoy viendo que me apetece. - C: de Disney, una serie de Disney. - I: ¿cuál? - C: serie de Disney. - I: ah, sí, es verdad, es verdad. Ahora estoy viendo una, no me atrevo a decirlo por si acaso. - C: de Disney seguro. - I: y entonces, escucho música, no sé, es la hora que utilizo también para llamar a mis hijos en Miami, porque con el cambio de hora, es la hora buena para ellos. Entonces, son mis horas y está todo el mundo durmiendo y entonces, nadie me molesta, me encanta, me encanta. Yo no bebo, pero me preparo mi pelié con limón y esto y como si me preparase un whisky, vamos. - C: has hablado de esa comunicación diaria con tus hijos, luego lo comentaremos porque vamos a ver un fragmentito pero además, yo te lo comenté en su día. Me parecía una relación muy divertida, sobre todo, con Julio, con Chábeli, es maravillosa la relación que tenéis prácticamente a diario y cómo os decía, estamos viendo momentos muy especiales y muy íntimos. Eso es lo que te quería preguntar a ti, Manu, porque realmente habéis conseguido meteros, nunca mejor dicho, hasta la cocina de casa de Isabel. Momentos muy íntimos que ella se abra de una manera muy natural, muy cercana, ¿cómo ha sido eso? - M: pues yo, cuando ya sé que voy a dirigir esto y se me pasa el susto, cuando ya voy a conocerla y esa primera reunión, ya ella me contaba cosas que yo me quedaba como embelesado. Además de esa reunión, fue muy generosa porque en la preproducción, quedamos unas cuantas veces ya solos a charlar. Lo que yo percibía en esas charlas, porque al final, eran conversaciones con ella, era lo que yo quería trasladarle al público: una Isabel humana, súper cercana, súper interesante, con un discurso muy interesante. Porque tú siempre piensas que no pero lo es. Y luego, a la hora de grabar, para mí fue muy importante, que se lo conté al equipo en la primera reunión de producción, respetar su espacio porque estás invadiendo su casa. Sabemos que un rodaje es mucha gente, sabemos que es muy invasivo y yo lo que quería era mantener esa conversación con ella para poder transmitirle al público lo que yo vivía. Intentaba generar ambientes más tranquilos de ella y yo con las personas necesarias. Por ejemplo, en esta secuencia que hemos visto ahora, la gente que no era necesaria salía del set y de esa manera, intenté que ella también se sintiera cómoda con lo que estábamos contando que, al final, era otra conversación como las que ya habíamos tenido. - C: se han portado bien, ¿no, Isabel? - I: sí, además, me dio confianza. Un día subió arriba y me dijo: tengo que hablar contigo. Y entonces, le dije 'bueno, claro, pasa, pasa'. Me dijo '¿confías en mí?' y le dije 'sí, claro que ´si, claro que sí' 'pues eso es lo que quiero, que confíes en mí y que te quedes tranquila'. Oye, confié tanto en él que yo pensé que estaba abajo en el sótano cogiendo las cosas de navidad y resulta que estaba en la cocina, en el planchero, en eso, en todos lados. - C: invadida tu casa. - I: invadida la casa pero de verdad, por todos lados. - M: pero todo colocado bien. - C: ¿lo dejasteis todo en su sitio? - M: todo ordenado. - I: sí, lo tengo que reconocer, - M: alguna vez llegaba y decía: eh, eso me lo habéis movido un poco, pero era pocas veces. - C: qué recuerdos, Isabel. Qué momentos más bonitos. - I: sí, sí, sí. Después allí está Miguel, que él disfrutaba mucho la navidad y lo pasaba estupendamente con los niños. Y siempre preparaba también regalos y preparaba unos sobres. Les ponía un sobre a cada uno en los calcetines y les ponía algo de dinero. - C: y luego, un Miguel que lo comentábamos le otro día, todos teníamos una imagen tan seria de Miguel y, en cambio, era una persona tremendamente. - I: Miguel no era nada serio, en casa por lo menos no. Pero claro, yo comprendo que en el trabajo él daba esa impresión. Pero todo el mundo que le conocía me decía lo mismo que tú: si Miguel no es nada serio. No, no, y tenía mucho sentido del humor y era muy cariñoso, muy tierno. - C: es la primera vez que vemos estas imágenes, que entramos directamente en tus recuerdos, en esas navidades, con todos los peques. Eran peques, veíamos a Julio y a Tami y a Ana, sobre todo, Ana. Era pequeñita, pequeñita. El momento regalos era mágico, ¿no? - I: sí. Tienen muy buenos recuerdos. Ana cuando me ve me dice siempre 'tengo tan buenos recuerdos de navidad'. - C: Eso es lo que más comentabas tú, que lo que más te emociona es reuniros todos en familia. Que creo que este año os vais a reunir también. - I: sí, también. - C: vais a estar juntos. - I: también, también. Pero ya cambian las cosas, porque Tamara ya se ha casado, entonces el año que viene también le tocará a Íñigo con su familia, ya hay que dividir. - C: Tiene que preparar algo, Íñigo tiene que preparar algo, tiene que aportar. Que haga el pavo. - I: me imagino. - C: ¿cocina Íñigo? No sé si cocina. ¿Le gusta cocinar? Porque Tamara ya sabemos sí, que es Cordon Bleu y no sé si cocina. - I: sí, hizo esto. Le gusta, le gusta porque le gusta comer, sí. - C: qué bien, qué bien. Bueno, Manu, la pregunta también es ¿cómo se llega a casa de Isabel Preysler, cómo se afronta un proyecto de estas características y como se va desgranando cada una de las materias de todo lo que queréis sacar de ese gran especial? - M: pues es un poco lo que comentaba antes. Cuando yo me empiezo a reunir con ella, ella me empieza a contar cosas que a mí me parecen fascinantes y yo creo que son cosas que tienen que aparecer. Entonces, vamos generando como un camino a la navidad, una especie de guion de viaje con ella hacia la navidad en la

Partes


Relacionados


Haga click para ver la vista previa del vídeo.
00:24
José Ortega Cano visita a Gloria Camila
Sonido Totales y Ambiente 29/02/2024